Bookmark and Share
Jueves, Noviembre 23, 2017
   
Text Size

Alimentación adecuada para niños y adolescentes .

El desarrollo cognitivo, físico y motriz de los niños tiene una relación directa con la alimentación que reciben en sus diferentes etapas del desarrollo por lo que la correcta alimentación significan más que el suministro de nutrientes para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento corporal.

Existen diferentes factores que influyen en la alimentación del niño como son: la cultura, ambiente familiar, entorno, amistades y los gustos y preferencias que desarrollan los niños hacia ciertos tipos de alimentos.

Pirámide Alimenticia Niños y Adolescentes

Dentro de los consejos nutricionales podemos encontrar realizar cinco comidas al día comenzando con un desayuno completo y equilibrado, ingerir líquidos en abundancia (de 6 a 8 vasos de agua al día), practicar diariamente actividades deportivas y juegos, descansar, evitar el tabaco y el alcohol y cuidar la higiene, son algunos de los aspectos integrados que propone la nueva pirámide alimenticia que de forma pionera ha sido desarrollada de manera especial para niños y adolescentes. Realizada por un equipo multidisciplinar de expertos en nutrición, salud pública, actividad física y deporte, introduce por primera vez conceptos novedosos destinados a promover hábitos de vida saludables desde edades tempranas que contribuyan a aumentar la calidad de vida.piramidealimenticia001b

Para un óptimo crecimiento y la prevención de futuras enfermedades, la clave está en adquirir hábitos de vida saludables durante la infancia y la adolescencia. Este es el resumen de las pautas y recomendaciones condensadas en la base y cuatro caras de la nueva pirámide tridimensional específica para los más pequeños, y desarrollada a partir de conceptos claros apoyados en dibujos ilustrativos que niños y adolescentes puedan relacionar con claridad.

En concreto, la Pirámide incide en la importancia que tiene para niños y adolescentes realizar cinco comidas al día junto a la necesidad de tomar líquidos en abundancia. "Somos un 65% de agua, y en el caso de los niños es más fácil que se produzca deshidratación, especialmente en un clima caluroso como el nuestro", afirma Marcela González-Gross, profesora titular de la Universidad Politécnica de Madrid y coordinadora del proyecto. Como no siempre es fácil cuando se trata de los más pequeños, "una buena forma de crear este hábito es fomentar que nuestros niños disfruten bebiendo líquidos variando las bebidas que les damos: agua, zumos, refrescos, etc", añade González-Gross.

Además, el nuevo proyecto educacional incide en las cantidades de los alimentos que hay que tomar para cubrir los aportes diarios necesarios, así como en la importancia de realizar diariamente ejercicio físico junto a otras actividades más reposadas, y el descanso y sueño de los más pequeños como base de todas ellas. En cuanto a la higiene, la pirámide promueve entre los niños y adolescentes hábitos sencillos como la limpieza bucal y corporal, la adopción de posturas correctas, masticar bien los alimentos, acudir periódicamente a revisiones médicas o evitar el tabaco y el alcohol, entre otras.

Según González-Gross, "lo que nos movió a realizar este proyecto fue piramidedeactividades001b<>detectar la necesidad de una herramienta educativa específica para los más jóvenes, destacando la importancia no sólo de la alimentación sino de la actividad física y de mantener en general un estilo de vida saludable".

Los expertos de la Universidad Politécnica de Madrid responsables de su desarrollo tienen claro que el objetivo de la pirámide en la edad más temprana (entre 6 y 9 años), es contribuir a crear hábitos saludables, consolidarlos entre los 10 y los 13, y evitar que se pierda el estilo de vida saludable adquirido (de 14 a 18 años).










Las Vitaminas

Historia de las vitaminas


A principios del siglo XIV varios científicos comenzaron a estudiar la importancia de las sustancias de ciertos alimentos para el mejor funcionamiento de los órganos y salud de los seres humanos. Comenzaron a asociar ciertas enfermedades con deficiencias de algunos suplementos vitales en animales, y su mejoramiento con la inclusión de las sustancias esenciales. Estos experimentos fueron realizados alimentando a los animales con un tipo específico de alimento por un período de tiempo extendido. En todos los casos la salud de los animales se deterioro; algunos se enfermaron seriamente, y otros murieron. Para los que enfermaron, los científicos los alimentaron con varios suplementos hasta que su salud mejoró.

A principios del 1912,  el británico Frederick Hopkins, bioquímico ganador del premio Nobel, descubrió que las ratas sometidas a una dieta de productos "purificados", conteniendo todas las sustancias consideradas hasta ese momento necesarias para la nutrición, detenían su proceso de crecimiento, que se volvía a iniciar cuando a las ratas se le suministraba a diario una pequeña cantidad de leche fresca.

Este y otros experimentos similares demostraron la existencia en los alimentos de ciertas sustancias orgánicas, desconocidas hasta entonces, indispensables para el desarrollo animal. luego de realizar estos experimentos con ratas, concluyo que el cuerpo humano necesita de sustancias específicas para vivir, las cuales fueron denominadas "vitamina" por el El bioquímico Casimir Funk, la palabra  proviene del latín vita (vida) y de amina (amina necesaria para la vida).

 

En tan solo veinte años (de 1928 a 1948) se identificaron todas las vitaminas, se determinó su estructura química, se produjeron de forma sintética en el laboratorio y se estableció su papel en los procesos nutritivos y su importancia para el crecimiento, buen funcionamiento de los órganos y salud en general del cuerpo humano.

Definición de Vitaminas

Las vitaminas son sustancias orgánicas imprescindibles en los procesos metabólicos del cuerpo, que tienen lugar en la nutrición de los seres vivos. No aportan energía, puesto que no se utilizan como combustible, pero sin ellas el organismo no es capaz de aprovechar los elementos constructivos y energéticos suministrados por la alimentación.

Las vitaminas deben ser aportadas a través de la alimentación, puesto que el cuerpo humano no puede sintetizarlas. Una excepción es la vitamina D, que se puede formar en la piel con la exposición al sol, y las vitaminas K, B1, B12 y ácido fólico, que se forman en pequeñas cantidades en la flora intestinal.

Aunque todos los alimentos aportan vitaminas en mayor o menor cantidad, no hay ningún alimento que las posea todas y menos aún en las cantidades necesarias para el organismo. Por tanto, hay de buscar una dieta variada y equilibrada que incluya abundancia de frutas y verduras, por su gran contenido en vitaminas y tomar algún suplemento vitamínico que nos proporcione lo que nuestro cuerpo necesita a diario.

Las deficiencias de vitaminas y los excesos de algunas de ellas producen enfermedades de mayor o menor gravedad.

Tipos de Vitaminas

Las vitaminas se clasifican según su solubilidad en el agua, pueden ser liposolubles o hidrosolubles.

Las principales diferencias entre los dos grupos de vitaminas son las siguientes:



Vitaminas hidrosolubles: se caracterizan porque se disuelven en agua, por lo que pueden pasarse al agua del lavado o de la cocción de los alimentos. Muchos alimentos ricos en este tipo de vitaminas no nos aportan al final de prepararlos la misma cantidad que contenían inicialmente. Para recuperar parte de estas vitaminas (algunas se destruyen con el calor) se puede aprovechar el agua de cocción de las verduras para preparar caldos o sopas.

A diferencia de las vitaminas liposolubles no se almacenan en el organismo. Esto hace que deban aportarse regularmente y sólo puede prescindirse de ellas durante algunos días. El exceso de vitaminas hidrosolubles se excreta por la orina, por lo que no tienen efecto tóxico por elevada que sea su ingesta.

 

Vitaminas liposolubles: se caracterizan porque no son solubles en agua , se almacenan en el organismo y su ingesta en exceso puede provocar desajustes.

Químicamente se trata de lípidos insaponificables, caracterizados por su incapacidad para formar jabones, ya que carecen en sus moléculas de ácidos grasos unidos mediante enlaces éster.


Tabla de vitaminas y los alimentos que la contienen

Tabla de requerimientos vitamínicos según la (RDA)

Especificaciones de la tabla


(µg): micromiligramos

a Equivalentes de retinol. 1 equivalente retinol = 1 g de retinol o 6 g de betacaroteno.
b Como colecalciferol. 10 g de colecalciferol = 400 UI de vitamina D.
c Equivalentes de alfa-tocoferol. 1 mg de alfa-tocoferol = 1 ET.
d 1 EN (equivalente niacina) es igual a 1 mg de niacina o 60 mg de triptófano dietético.


Los pesos y alturas de los adultos de referencia, son medianas reales para la población de Estados Unidos con la edad indicada, según lo comunicado pos la NHANES II. Las medianas de los pesos y las alturas para los sujetos menores de 19 años de edad se tomaron de Hamils y Cols (1979). El uso de estas cifras no implica que las relaciones entre altura y peso sean ideales.

Factores que neutralizan y destruyen ciertas vitaminas

  • Las bebidas alcohólicas. El alcohol aporta calorías sin apenas contenido vitamínico, a la vez que disminuye el apetito; al ingerir menos alimentos se producen carencias principalmente de ácido fólico y de vitaminas del grupo B.
  • El tabaco. La vitamina C interviene en los procesos de desintoxicación, reaccionando contra las toxinas del tabaco. Debido a ese gasto extra, en fumadores se recomienda un aporte de vitamina C doble o triple del normal.
  • El estrés. Bajo tensión emocional se segrega más adrenalina que consume gran cantidad de vitamina C. En situaciones de estés, se requiere un suplemento de vitaminas C, E y del grupo B.
  • Medicamentos. Los antibióticos y laxantes destruyen la flora intestinal, por lo que se puede sufrir déficit de vitamina B12.